No se puede desperdiciar ni un hueso (República Checa)

El ciruelo es un árbol muy habitual en la Europa central. En la localidad de Silvovitz es tradicional hacer una bebida procedente de la destilación de la fruta de los ciruelos. Este proceso de destilación deja toneladas de huesos de ciruela como desecho. La familia Halik ha convertido estos huesos en un recurso fantástico de biomasa para calentar su hogar.